Perdidos en la web

Y hay gente que es así, de repente se abrió una caja de cereales y de adentro salió flopi, mundialmente conocida por todos a decir que los weblogs “son un papiro digital, un choclo con scrolling eterno”, y que “los que vi hasta ahora no me parecen de buena calidad – Considero que son chatos, lineares, planos”, y la lista de sandeces continua, cuando flopi nos comenta que “son en su mayoría diarios personales”. Hermoso, todo, muy lindo todo. Defenestrar a los weblogs, desde un weblog es digno de Diego Maradona.

Y si de desconocimiento se trata, si se trata de ignorar completamente como funciona esta cosa loca llamada Internet, tenemos la estrategia del bicho bolita, o del gusano (elija su insecto favorito), estrategia consistente en publicar un post, provocar controversias, burlarse desde la nada -desde una postura pedante e imaginaria- del trabajo, las ideas, los mundos y la locura de otro, y luego cambiar el post, me arrepentí negro, tenía la posta pero no la tengo más, dale de baja y no importa si 100 personas se prendieron fuego, total ignoro (algo que si se bien hacer) que existe una función (muy nueva, ojo, recién hace 2 años y medio que está) del navegador que salva la página (o guarda, no se bien qué palabra se utiliza en el ámbito académico).

Hacete cargo, flopi. Si estas estudiando comunicación, creo yo (que no dedico mis días a estudiar el tema), la comunicación tiene un ida y vuelta. Sino no da, no es comunicación… tendrías que estudiar Ciencias de la Arbitrariedad. Hacete cargo de lo qué pensas, o directamente no digas nada, o no pienses, o quedate en tu casa leyendo a “Murray”. La palabra tiene un valor muy fuerte. Si querés mover el avispero, primero conseguite un avispero. Y no se qué quiero decir con esto y no me importa.

El post original
El post editado porque me arrepentí
Ambos links, gentileza de Korochi Industrias.

Nota: “Flopi” es asistente de la cátedra Procesamiento de Datos de Ciencias Sociales de la UBA, dirigida por Alejandro Piscitelli.